Inicio México Chichén Itzá Ik-Kil: un fascinante parque eco-arqueológico a pocos kilómetros de Chichén Itzá

Ik-Kil: un fascinante parque eco-arqueológico a pocos kilómetros de Chichén Itzá

265
0
Compartir

Una mezcla de maravillas y misterios envuelve la atmósfera de la Península de Yucatán, en cada uno de sus puntos. Pues, recorriendo sus diversos caminos, increíbles manifestaciones de la naturaleza y la cultura podrás encontrar, muestra de que estas tierras tienen una riqueza invaluable que se aprecia en cada paisaje, en cada pueblo y en sus innumerables sitios arqueológicos que se desparraman por esta región. Allí, a muy poca distancia de la mítica Chichén Itzá, se localiza un sitio que no puedes dejar de visitar ¡Conócelo en tus vacaciones!

Se trata de Ik-Kil un parque eco-arqueológico donde absolutamente todo sorprende. Los colores, los aromas y la frescura de la selva, invade la atmósfera dándole un toque mítico a cada uno de los rincones que componen este maravilloso lugar. Para visitar este sitio, ¡no olvides tu cámara fotográfica!, pues querrás llevarte cientos de recuerdos de tu experiencia.

El principal de los atractivos que presenta Ik-Kil es su inmenso cenote, al cual se puede acceder por intermedio de unas escaleras que se encuentran en los alrededores. Al descender, podrás ir admirando cada detalle de este sitio que, de tan fantástico, parece propio de una película de ciencia ficción. Allí podrás bañarte en sus cristalinas y frescas aguas y pasar momentos inolvidables en medio de este edén tropical. Por la transparencia que manifiesta, podrás ver hacia abajo y divisar a varios peces que conviven en este ecosistema natural que presenta el sureste mexicano.

Los amantes del ecoturismo no tienen mejor lugar para visitar. Pues, de primeras, la inmensa cantidad de plantas son el refugio perfecto para las variadas especies que aquí conviven. Coloridas aves, como tucanes, loros, cardenales, y turquesas mot-mot, entre otras cuantas, hacen de los cielos una verdadera acuarela con matices sorprendentes. Los oirás cantar y los verás recorrer los paisajes de un lugar a otro. Pero además, monos, pumas, jaguares, mapaches y nutrias, también conviven en estos entornos tan magníficos que regala la Península de Yucatán.

No dejes de conocer este fantástico sitio tan alucinante. Después de recorrer la mítica Chichén Itzá, y de conocer las monumentales edificaciones de uno de los sitios arqueológicos más llamativos y espectaculares del mundo entero, puedes dedicarle un buen tiempo a este parque y empaparte de lo más sagrado de la naturaleza del sureste de México.

Aquí, el espíritu maya habita y se siente en cada paso. No sólo por la cercanía con esta antigua capital precolombina, sino porque eran los aborígenes de la zona los que más aprovechaban estos cenotes y las riquezas que proveía la naturaleza. Elementos sagrados para una de las civilizaciones más grandes que haya conocido el continente.

Si tu próximo viaje es por la Península de Yucatán, no dejes de visitar Ik-Kil, un fascinante parque eco-arqueológico a pocos kilómetros de Chichen Itzá. Y si tu destino se encuentra en cualquiera de los pueblos y ciudades que componen el bello Caribe Mexicano, pues entonces no lo dudes, hazte una escapada y disfruta de uno de los fenómenos más increíbles que regala la tierra por estas regiones.

No ratings yet.

Please rate this

This post is also available in: Português (Portugués, Brasil)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here