Inicio México Chetumal Machacados: el sabor tropical mas típico de Chetumal

Machacados: el sabor tropical mas típico de Chetumal

3288
0

¿Cuál es la escena que evocas cuando piensas en unas vacaciones perfectas, plenas de tranquilidad? Seguramente alguna del Caribe Mexicano, con un mar turquesa bordeando la arena blanca y fina, palmeras regalando su sombra y tú, acostado en un camastro con alguna bebida frutal en tus manos. ¿Parece lejano, no? Sin embargo, a veces no hace falta ningún genio mágico que salga de una lámpara, sino elegir un destino y hacer un clic.

Entre tantas opciones, Chetumal ocupa uno de los primeros lugares de la lista: un rincón en donde la naturaleza se ha ocupado de derramar sus encantos, un sitio en el cual los viajeros encontrarán tanta diversión y relax como lo deseen.

Selva, playas y mar componen el escenario de un Chetumal turístico, que nos da la bienvenida o la despedida al Caribe Mexicano, según el ángulo desde el que quiera mirarse. Deportes acuáticos variados como el snórkel, la pesca deportiva, natación o buceo son algunas de las actividades que se pueden realizar para ocupar la mañana y la tarde. ¿Y luego? ¡Luego una deliciosa recompensa para saborear y recobrar energías!

¿Qué tal una probadita de los machacados, el sabor tropical más típico de Chetumal? Se trata de un alimento divino que es casi exclusivo de estas latitudes, pues no se conoce en todo el mundo. Pero además, es característico de este destino porque las frutas con que se elabora tampoco se consiguen en cualquier lugar. Este sabor termina por definir esos minutos de placer extremo, con el que se complementa la imagen evocada de la que hablábamos al principio.

Los machacados se preparan con frutas tales como papaya, sandía, coco, plátano, piña, melón, mango, mamey, entre otras. Haciendo honor a su nombre, las frutas son “machacadas” hasta fundirse en una pulpa tentadora y sabrosa, que para ser disfrutada en su punto justo merece llevar hielo. Luego, se derrama en cantidad abundante un toque de gracias, que es dado por leche condensada y al que también se incorpora vainilla y canela. Quienes lo preparan, hacen una primera prueba para ver si está lista para llevar a los comensales al éxtasis. Y si aún no lo está, entonces hay que incorporar un poco más de leche. ¡Qué delicia! Se sirve con una cuchara para poder ir mezclando cuando sea necesario y para disfrutarla lenta y suavemente, casi rogando que no se acabe.

Los machacados son ese postre que convierten a cualquier momento en perfecto: ya sea que se prefiera disfrutarlo en la mesa o llevarlo en el camino hacia algún punto turístico, no hay quien pueda resistirse a él.

Muchos dicen que los machacados son similares a los raspados aunque más naturales. No vale la pena ponerse a discutir por ello: sólo es cuestión de dejar que el sabor nos atrape y nos acompañe en la travesía por los rincones mexicanos. Eso sí, hay algo de lo que uno puede estar seguro una vez que los tiene en su boca: la gastronomía mexicana no ha sido elegida Patrimonio de la Humanidad por casualidad y en cada bocado de machacado, se renueva la apuesta que hizo la UNESCO al nombrarla así. ¡No te los pierdas!

No ratings yet.

Please rate this

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here