Inicio Destinos Ría Lagartos: diversidad y belleza natural en la costa yucateca

Ría Lagartos: diversidad y belleza natural en la costa yucateca

863
0

Las maravillas naturales de la Península de Yucatán se convirtieron en el objeto de relato más presente en las crónicas realizadas por los conquistadores. Es que, ¡tanto exotismo y belleza tropical sorprendía gratamente a aquellas personas que venían desde el viejo continente! El estero Ría Lagartos es un santuario de diversidad y belleza natural en la costa yucateca que se presenta en la mayoría de aquellas descripciones realizadas allá, por el siglo XVI. Fray Diego de Landa, el evangelizador de la Orden Franciscana resume las características de esta maravilla en simples palabras: “Hay una ciénega en Yucatán digna de memoria… es cosa que admira la infinidad, la variedad y muchedumbre que hay de aves, y pájaros, y la hermosura de cada una en sus géneros”.

El Parque Natural Reserva Ría Lagartos se ubica en el litoral del Estado de Yucatán y es simplemente un espejo de agua en el que se encuentran las corrientes dulces de los manantiales con las saladas y azules aguas del Golfo de México creando un escenario de extraordinaria belleza, de absoluta perfección.

Durante la época prehispánica la reserva pertenecía el cacicazgo de Ecab; se cree que en Isla Cerritos funcionaba un puerto maya, en el que se realizaban las transacciones comerciales más importantes de los dominios económicos de Chichén Itzá.

Poder navegar por Ría Lagartos y llenarse los ojos de exotismo tropical será una experiencia que pondrá alerta a tus cinco sentido y encenderá, en ti, maravillosas sensaciones. Los manglares y la fuerza característica de las raíces de los árboles, que se alimentan de aguas dulces y saladas, serán los principales atractivos. Los colores verdes intensos y el aroma a hierbas te recordarán que estás viviendo una aventura en zona tropical.

La característica de esta aventura será, sin dudas, el salvajismo. ¿Por qué? Porque es un entorno realmente natural y virgen en el que la naturaleza y las especies que allí habitan no se detienen a mirar si hay algún espectador, simplemente, viven, vuelan, nadan y se presentan tan exóticas como si nadie las estuviese observando.

El Flamenco del Caribe es la principal atracción. Cómo no ha de ser así si sus alas rosas y sus cuellos esbeltos tiñen de elegancia las rústicas costas del estero. Además, en Ría Lagartos moran más de 300 especies de aves, las que se convierten en la orquesta perfecta que le pondrá música a tu paseo salvaje.

Cuando navegues podrás acercarte a los cocodrilos que toman sol en las costas y, seguramente, alguna rara y exótica iguana de intensos colores se llevará tu atención por unos momentos.

Para coronar este paseo salvaje sin precedentes, cuando termines de navegar, podrás relajarte y untar tu cuerpo con un barro blanco típico del lugar. ¿Por qué blanco? Porque abunda en sales. Antiguamente los mayas lo utilizaban para evitar quemarse con el sol; en la actualidad se sabe que las propiedades rejuvenecedoras de ese barro son extraordinarias. ¿Te animas a probarlo?

¡Visita Yucatán, empápate de naturaleza! ¿Qué esperas?

No ratings yet.

Please rate this

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here