Inicio Destinos La Corona de Vallarta: una tradicional postal del puerto más mexicano

La Corona de Vallarta: una tradicional postal del puerto más mexicano

1256
0
Compartir
La Corona de Vallarta, una tradicional postal del puerto más mexicano

Hay postales urbanas que se convierten en verdaderos estandartes de un pueblo, las que sin palabras ni descripciones representan de forma fiel a un lugar. Hay postales urbanas que no requieren ningún tipo de explicación pues todos saben a qué ciudad pertenecen y son símbolo de ella, en el mundo. Tal es el caso de La Corona de Vallarta: una tradicional postal del puerto más mexicano.

Puerto Vallarta es un destino soñado en el que las sólidas tradiciones ancestrales se viven cotidianamente; un paraíso que emerge glorioso entre la Sierra Madre Occidental y el Océano Pacífico; en el que las casitas coloniales de tejas rojas escalan las montañas, desde la playa hacia el cielo, haciendo que el centro de la ciudad sea un verdadero espectáculo de naturaleza, historia y tradición.

Pensar en Puerto Vallarta es pensar en esa postal exquisita que representa a este puerto mexicano en el mundo entero. ¡Claro! Las aguas azules del mar, los techos rojos de sus pintorescas construcciones, la corona de la Parroquia y, por supuesto, las flores de la Santa Rita que con su color rosa intenso le otorgan un aire tropical inigualable a esta ciudad que es puro arte.

La Corona de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe es símbolo y estandarte de esta ciudad. Cómo no ha de ser así si es poseedora de una belleza tal, que opaca a todas las demás construcciones del Puerto. De estilo soberbio y barroco la misma embellece la torre principal de la Parroquia. ¿Sabes en qué se ha inspirado su diseño? En la corona de la esposa de Maximiliano de Habsburgo, la emperatriz Carlota. El gobierno del emperador, se extendió desde 1864 a 1867 pero la memoria de su mujer quedará viva por siempre, en este pueblo de callecitas de adoquines, materializada en la parte más alta de la Iglesia más importante de Puerto Vallarta.

Fue a principios del siglo XX cuando los cimientos de este templo comenzaron a levantarse. Los primeros años fue una pequeña capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe. Su edificación se vio interrumpida en varias ocasiones, como en los tiempos de guerra cristera, que tantas disputas trajeron en el estado de Jalisco con respecto al protagonismo de la Iglesia Católica en los procedimientos civiles. Finalmente, a mediados del siglo XX se finalizó con la edificación de la torre principal, la fachada y la famosa corona. Ésta contrasta fuertemente con el estilo arquitectónico de la parroquia, sin embargo, le otorga a la misma la elegancia justa.

Visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe es cita obligada en Puerto Vallarta, recorrer su interior y deleitarte con obras maestras de arte sacro, admirar su fachada y ascender hasta la famosa corona será una experiencia inolvidable.

Anímate a sumergirte en la historia local, a recorrer los tiempos pasados visitando las construcciones típicas de Vallarta y a empaparte con las historias y tradiciones que conforman el imaginario popular de una de las ciudades más mexicanas del país, ¡sí! Puerto Vallarta.

5/5 (1)

Please rate this

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here